Argentinos en Canarias

El Asado Argentino

El asado argentino comenzó con los gauchos y las vacas. Se remonta a esas épocas cuando las vacas aún corrían, libres por las praderas y los gauchos las cazaban y asaban.

La preparación es todo un ritual, tiene la misma importancia que el mate o el dulce de leche. Un ritual que por lo general se acostumbra realizarlo con los amigos, puesto que es un momento que conecta íntimamente y se generan vínculos de familia o hermandad.

Madera, clave para un buen asado argentino

Lo principal para un buen asado argentino es tener la carne, ésta debe de ser de excelente calidad. Podemos elegir libremente mollejas, chorizo, morcilla, así como aquellos cortes de carne que no pueden faltar como bife, vacío, churrasco y lomo.

Para un asado argentino, es ideal contar con madera de quebracho para hacer el fuego. Esta madera tiene características únicas, que hacen que la carne tome un sabor especial. Seguramente te preguntarás ¿por qué? Resulta que el quebracho es una madera dura, muy aromática y tarda en consumirse, por lo que hace que la carne se cocine de manera lenta, pero tomando un sabor inigualable. No puede faltar tu botella de vino favorito mientras esperamos que el fuego llegue a su punto ideal para cocinar la carne.

De la parrilla al plato

Una vez que tenemos el fuego listo para poner la carne, la clave para un buen asado es dejar que ésta se cocine a fuego lento y con el calor que genera la parrilla. Es recomendable que se cocine solo con la brasa, para no quemar la carne y  que vaya tomando su aroma y sabor.

Como lo mencionamos anteriormente, uno de los secretos principales para obtener un asado perfecto, es la compañía, es decir, con quién se comparte este momento gastronómico único.